Hotel NH Palacio de Avilés: una experiencia


La jornada del pasado jueves 30 fue una experiencia inolvidable para mí, como alumna del curso de Recepción en Alojamientos, tras visitar el Hotel NH Palacio de Avilés junto con mis compañeros y profesora Diana Díaz.

Este hotel se encuentra ubicado en el antiguo Palacio de los Marqueses de Ferrera (siglo XVII), en pleno casco histórico. Goza de unas vistas envidiables al Ayuntamiento, a la pintoresca Calle San Francisco y al Parque de Ferrera, el pulmón de la Villa del Adelantado. Lo que más me impresionó, al igual que al resto de compañeros fue la belleza de su mobiliario antiguo y bien conservado, así como su diseño interior. Cada detalle evoca el pasado barroco del que hoy se ha convertido en un referente en la ciudad.

El hotel ha sabido incorporar detalles innovadores tanto en su zona antigua como en su parte nueva. Igualmente el NH Palacio de Avilés ofrece servicios como la posibilidad de descubrir la ciudad y sus alrededores en bicicletas eléctricas, desayunos en inglés abiertos a cualquier ciudadano y diversos eventos singulares a lo largo todo el año.
La visita por los espacios comunes, salones y habitaciones fue realizada por Anabel, Guest Relation del hotel: nueva figura existente desde junio del pasado año y requisito fundamental para formar parte de la marca NH Collection. Un puesto diseñado para cuidar cada detalle y ofrecer un servicio de calidad al cliente, como así pudimos percibir a lo largo de la visita.
Como colofón a la visita, Anabel nos sorprendió con el Salón Torre. Un espacio en medio del cual se encuentra una escalera de caracol construida con un mástil de uno de los barcos del Marqués de Ferrera. Mediante la escalera se accede a la torre, desde donde pudimos disfrutar de una de las mejores vistas de Avilés y que antiguamente el Marqués utilizaba para divisar sus barcos cunado llegaban a puerto.

Una visita muy didáctica y satisfactoria. Estamos convencidos de que antiguos huéspedes como la Reina Isabel II o Brad Pitt se fueron también con una maravillosa impresión del Palacio.

 

Fdo. Laura Iglesias Francos