Nuestro profesor Feliciano Ordoñez interviene en la Escuela de Verano


El doctor en Psicología Feliciano Ordóñez, profesor de la Facultad de Turismo de Oviedo, explicaba el pasado martes 12 de julio en San Esteban de Pravia las ventajas de incorporar cambios en la alimentación y el ejercicio físico para envejecer con calidad.

Nutrición equilibrada, supresión de productos nocivos como el tabaco y el alcohol y hacer ejercicio físico. Son las tres claves para tener una vida saludable y el pasaporte a un envejecimiento activo y con calidad. «Una cosa es cumplir noventa años y otra es hacerlo con buena salud y es eso lo que se pretende». El mensaje que ayer lanzó Feliciano Ordóñez en la Escuela de Verano de San Esteban de Pravia, que se celebra en el auditorio Tito Fernández y que cuenta con la colaboración de este periódico, fue claro y el público lo captó a la primera, pero lo que sabe bien este doctor en Piscología por la Universidad de Oviedo es lo complicado que es cambiar hábitos y tendencias. «Cuesta inculcarlo, tanto en los muy jóvenes como en las personas muy mayores. Son las poblaciones más complicadas, unas porque ven muy lejos ese horizonte y las otras porque tiran más de la prevención», explicó a preguntas de este periódico antes de pronunciar la charla ‘Cambios en la conducta para la promoción de la salud en el siglo XXI’.

«Cambiar conductas es difícil y siempre suele haber un rechazo inicial. Primero hay que convencer al interlocutor y luego mostrarle los resultados. El problema es que estos son a largo plazo», reconoció.

 

Ordóñez explicó que esta campaña de promoción de hábitos de vida saludable emana de las líneas marcadas en 2012 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Es, en realidad, una idea sencilla: ver qué conductas realizábamos que puedieran ser perjudiciales para nuestra salud y proponer un cambio hacia otras más saludables». Y este propósito requiere de toda la sociedad. Médicos, por supuesto; psicólogos como Ordóñez, expertos en cambios de conductas generales; y también medios de comunicación, en su tarea de difusión del mensaje.

Feliciano Ordóñez insistió en que «no hay que esperar a estar enfermo para cambiar de estilo de vida e incorporar hábitos de vida saludable» y encontró significativos los últimos estudios que muestran que un importante porcentaje de la población confiesa sentirse peor de lo que realmente se encuentra. Revelador, en su opinión, de una falsa percepción incluso autoestima que también debe trabajar la campaña de promoción de la salud.